miércoles, 23 de abril de 2008

El Ciego Bartimeo


EL CIEGO BARTIMEO RECIBE LA VISTA

Oscar Castro Delgado
30 de Julio del 2,006


Vamos a estudiar un pasaje de la Biblia: Marcos 10: 46–52 y vamos a ponerle a este mensaje el mismo título que está en el libro de Marcos: “El ciego Bartimeo recibe la vista”:

Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando.Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí! Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí! Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego, diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama. El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús. Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista. Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino.

Jesús como un comandante intrépido iba adelante: el líder; los líderes, siempre van adelante, la estrella del líder brilla más cuando intrépidamente conduce personalmente a sus discípulos, es posible que en el corazón del líder o el corazón de Jesús haya estado embargado de temor de dudas, pero esas emociones sus discípulos no la verían, como no lo ven los soldados en su general antes de la batalla. No en vano dice el libro de Santiago que el gran profeta Elías tenía pasiones semejantes a las nuestras y nosotros tenemos que tener presente que habían intentando matar a Jesús; se habían desatado odios en el pueblo de Israel, se habían desatado odios en las autoridades, rechazo en las sectas de esa época, o de las religiones de esa época; los fariseos y los saduceos habían creado si se puede decir un rechazo hacia El, y El iba delante, no cualquiera va adelante y El como un líder impetuoso dando el ejemplo : “iban por el camino subiendo a Jerusalén y Jesus iba adelante y ellos se asombraron y le seguían con miedo” (Marcos 10:32).

la estrella del líder brilla más
cuando intrépidamente
conduce personalmente
a sus discípulos



Fíjense ustedes lo que había en el corazón de los que le seguían, dice “y ellos se asombraron y le seguían con miedo” ellos se asustaron había gran espanto, gran temor en aquellos que le seguían a Jesus, esto de que ellos se asombraron significa de que ellos tenían negros presentimientos de lo que iba a pasar, negros presentimientos de lo que venía adelante; era lógico que ellos tuvieran temor que ellos tuvieran miedo por que sabían a lo que ellos se estaban enfrentando. No era la primera vez que Jesús les está hablando de estas cosas, era la tercera vez que les anunciaba lo que iba a pasar con el Hijo del Hombre:

“Entonces volviendo a tomar a los doce aparte, les comenzó a decir las cosas que le habían de acontecer: He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y a los escribas, y le condenarán a muerte, y le entregarán a los gentiles; y le escarnecerán, le azotarán, y escupirán en él, y le matarán; mas al tercer día resucitará.” (Marcos 10: 32-34).

En el ,mismo libro de Marcos 8:31 : “… comenzó a enseñarles que le era necesario al Hijo del Hombre padecer mucho, y ser desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, y ser muerto, y resucitar después de tres días.”
Y en Marcos 9:31 “Porque enseñaba a sus discípulos, y les decía: El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres, y le matarán; pero después de muerto, resucitará al tercer día.”

Pero ellos no entendían estas palabras y tenían miedo, estaban como dice el pasaje asombrados, llenos de negros presentimientos de lo que iba a suceder, de lo que iba a pasar cuando ellos llegaran a Jerusalén era el último viaje a Jerusalén de Jesús y es cuando ellos llegan “.. a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando” (Marcos 10: 46)

Dios es Omnisciente; no es que Dios determine la vida de cada persona sino que Dios en su omnisciencia El sabe donde va la vida de cada persona y el sabe cual es el carácter final de cada persona : Dios conoce todo lo nuestro, conoce todo lo que ha existido en nosotros, lo que existe y todo lo que puede llegar a existir, todo lo que hemos hecho y todo lo que podemos llegar a ser.o primero que vamos a ver nosotros en este punto es una necesidad de la misericordia de Dios y vemos aquí primero la persona que clamaba misericordia ¿Cómo se llamaba e la persona que necesitaba, que pedía misericordia? Bartimeo. Bien, es interesante saber que la palabra Bartimeo es una palabra aramea compuesta de dos palabras, “Bar” que significa “hijo” y “Timeo” que significa “robo”, “engaño” y como una especie de redundancia para que nosotros podamos entender nos dice “Bartimeo, el ciego hijo de Timeo” y vemos a este mendigo junto al camino cuyo nombre es un estigma, una marca, una afrenta, yo digo un estigmatizado, porque su nombre dice que el era “el hijo del robo”, era “hijo del engaño”, algo curioso los nombres en la palabra de Dios siempre tienen un significado. El nombre identifica el carácter de la persona; ustedes saben, Saulo era su nombre y fue cambiado a Pablo, Pedro era Cefas y fue cambiado a Petro; cada nombre tenía un significado y parece que el nombre da el carácter de las personas o reflejan el carácter de las personas; personalmente creo que es así, y pienso que es por doble motivo, uno por que el nombre puede acarrear bendición; es la palabra más anunciada, es la palabra que más se le dice a uno en toda la vida y uno puede acarrear bendición o maldición cuando de nuestra boca se pronuncian bendiciones o maldiciones. Santiago nos dice que de una misma fuente no puede salir agua dulce y amarga que de una misma boca no puede proceder bendición y maldición y en segundo lugar el nombre puede determinar el carácter de la persona, solo como una confirmación de la omnisciencia de Dios: todos tenemos libre albedrío, es decir escogemos nuestro carácter y de alguna manera determinamos nuestra vida, y nadie va a negar que Dios es Omnisciente; no es que Dios determine la vida de cada persona sino que Dios en su omnisciencia El sabe donde va la vida de cada persona y el sabe cual es el carácter final de cada persona : Dios conoce todo lo nuestro, conoce todo lo que ha existido en nosotros, lo que existe y todo lo que puede llegar a existir, todo lo que hemos hecho y todo lo que podemos llegar a ser. El no puede cambiar eso porque es un atributo suyo. No hay predestinación en eso, no sé si me estoy dejando entender y les dejo a ustedes para que piensen bien cuando tengan sus hijos, qué nombre les van a poner y si ya lo tienen declaren solo bendiciones para sus hijos, es interesante saber que Bartimeo significa “hijo del engaño” no solamente era ciego, no solamente estaba
Muchas personas quieren ir a Jesús, Jesús los está llamando pero no quieren desprenderse de nada de lo que poseen, quieren ir donde El, pero no hay nada que quieren perder en El.privado de ver la belleza del mundo, de ver la belleza de la tierra, privado de ver la belleza del firmamento, por no decir, de las estrellas , estaba privado de ver la belleza de su madre, estaba privado de ver la belleza de la familia, de ver la belleza de toda la creación de Dios, sino además estaba estigmatizado, había oscuridad en el, no solamente en el aspecto físico, sino oscuridad en el aspecto espiritual, no solamente privado de la vista, sino el colmo, ser llamado “hijo del robo” o “hijo del engaño”, este era Bartimeo. La Biblia nos dice “el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo El cual es la imagen de Dios.” (2 Corintios 4:4)

Así como Bartimeo podemos nosotros estar ciegos espiritualmente y ¿porqué? porque el dios de este siglo nos ha cegado el entendimiento; ahora, ¿cuál era la condición de Bartimeo? “Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando”
Bartimeo estaba mendigando junto al camino, esa era su condición. Lo que quiere decir que estaba dependiendo de otros, no dependiendo de él mismo. Ustedes han visto cuando alguien está mendigando, está pidiendo en las calles, a veces son niños, a veces son ciegos o cojos, que se acercan a pedir dinero, a veces les damos y algunas veces no les damos, a veces cuando nos sobra nos compadecemos, unos días somos blandos otros días somos duros, y Bartimeo dependía de la voluntad del hombre; por lo tanto ahora fíjense su condición: no solamente ciego, no solamente con un nombre que lo había estigmatizado, que lo había señalado, sin autoestima, además de todo esto, dependía de la “voluntad humana”, dependía del genio, del temperamento de aquel que le iba a dar; además les quiero decir cual era la residencia donde vivía Bartimeo, Bartimeo vivía en una ciudad que se llamaba Jericó. El nombre Jericó significa “ciudad de las palmas” porque en ese tiempo había sido una ciudad bella como lo fue Catacaos, me impresioné cuando llegue a Piura y fui a Catacaos eran puras palmeras, qué hermoso que era, ahora ya las han cortado, y algo parecido había pasado con Jericó: las palmeras habían sido cortadas , solo tenía el nombre. Ya no era la Jericó bella sino era una ciudad maldita, era una ciudad maldecida en el libro de Josué hay una maldición para Jericó para aquellos que se atrevan a sembrar otra vez palmeras y flores que se atrevieren a remodelarla: "En aquel tiempo hizo Josué un juramento, diciendo: Maldito delante de Jehová el hombre que se levantare y reedificare esta ciudad de Jericó. Sobre su primogénito eche los cimientos de ella, y sobre su hijo menor asiente sus puertas. (Josué 6:26)


¿Qué quiere decir esto? que todo el peso toda la maldición iba a caer sobre los descendientes que se atrevieran a reedificar Jericó, esa era la ciudad donde vivía Bartimeo.
Hasta el lugar donde el vivía era de mala reputación. Estaba maldecido, esa era su deplorable condición de haber tocado fondo, pero ustedes pueden darse cuenta que a pesar de todo, ¡!!Bartimeo podía oír!! , bien dijo Jesús : “el que tenga oídos para oír, oiga. : “y oyendo que era Jesús nazareno comenzó a dar voces y a decir: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí!” “Y muchos le reprendían para que callase, pero el clamaba mucho mas: ¡Hijo de David ten misericordia de mí!”

Bartimeo imploraba misericordia, más otros, estaban pidiendo de que se callase tal vez pensaban que este ciego estaba interrumpiéndolos en un lugar y en un momento inadecuado o en una forma inapropiada, y lo hacían callar bajo pretexto de interrumpir si se puede decir al Señor Jesús. Es lo mismo ahora, vemos que cuando alguien pide misericordia, va a encontrar quienes le pongan obstáculos; el salmista diría lo mismo hoy: “muchos dicen de mí: ya no hay para él salvación de Dios, más tu Jehová eres mi escudo, mi gloria y el que levanta mi cabeza”, que tristeza saber que esos “muchos” pueden ser de la misma familia de la fe.
Como les dije al principio, este era el último viaje de Jesús a Jerusalén, pocos días después El iba a ser crucificado, El iba a morir en una cruz lo que estaba haciendo aquí Bartimeo estaba aprovechando esta última y única ocasión, para pedirle misericordia al Hijo de David, y

“Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego; diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama.” (vs.49).

“El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús.” (vs.50).


Mientras escuchaba el estudio de Julio, pensaba en esto de la capa, ¿qué importancia tiene la capa para una persona?, para una persona la capa tenía mucha importancia, no solamente le daba abrigo, sino también le daba honor y dignidad, tiene mucho significado, el manto de Jesús fue echado a suerte por su valor, pero ¿cuánta importancia puede tener un manto para un ciego que está que esta viviendo de la caridad? ¿Cuánta importancia puede tener? La capa era todo su patrimonio, la capa no solamente lo cubría del frío sino era su valía, si ustedes pueden ver a un ciego, a una persona discapacitada que pide ayuda, ustedes se darán cuenta que lo que tiene puesto es todo lo de valor en su vida y eso significaba que él se desprendió de todo lo que tenía para ir a Jesús, muchas personas quieren ir a Jesús, Jesús los está llamando pero no quieren desprenderse de nada de lo que poseen, quieren ir donde El, pero no hay nada que quieren perder en El.

“Respondiendo Jesús le dijo: ¿Qué quieres que te haga? y el ciego le dijo: Maestro que recobre la vista” (vs.51)

Hoy es la misma pregunta para los que están ciegos y claman misericordia a Dios ¿Qué quieres que te haga? Pero también es la misma respuesta de Jesús que se ha detenido para ellos, Jesús los esta llamando y Jesús les está preguntando ¿Qué quieres que te haga? la pregunta es también para ustedes hermanos ¿Qué quieres que te haga? esa es la pregunta de Jesús y “el ciego le dijo: Maestro que recobre la vista” si ustedes tienen a Jesús tan cerca como Bartimeo tiene a Jesús ¿Cuántas cosas creen que le pueden pedir a Jesús? ¿Cuántas cosas le podía pedir Bartimeo a Jesús?, ¿Qué pide una persona que está viviendo de la caridad? en este caso ¿que pidió Bartimeo?, él sabía acerca del amor y la bondad del maestro, él tenía muchas cosas para pedirle, pero él le pidió una sola cosa, él le dijo Maestro que recobre la vista .. Y Jesús le dijo: vete tu fe te ha salvado.

Cuántos hay que han tocado fondo como Bartimeo, y están dispuestos a pedirle a Jesús, “Maestro que recobre la vista.

Aquí quiero decirles algo, la palabra “misericordia” en original griego significa compasión, bondad, desprendimiento, vayamos un momentito a la raíz etimológica de la palabra ¿saben lo que significa misericordia?, son tres palabras latinas unidas: miseri (miseria) , cordis (corazón) y dare (dar), lo que quiero decir que esta palabra “misericordia” une el corazón de Dios con la miseria humana; El intercambia Su corazón por tu miseria; es su naturaleza vicaria (suplente).“Clama a mí que yo te responderé”; Bartimeo dijo la palabra clave, por eso, la respuesta de Jesús fue: vete, tu fe te ha salvado. ; vuelvo a repetir, la palabra misericordia es miseria y concordia ¿que significa concordia? un corazón de desprendimiento, un corazón de amor. Los piuranos conocen bien de esta palabra, ya que hay una bebida gaseosa o soda llamada “concordia” esta palabra nos muestra que el corazón de Dios, se une a la miseria humana, el corazón de Dios está dispuesto a unirse a la miseria humana , pero tienes que clamar a Dios y pedir misericordia. Y puedo asegurarles que en Jesús tenemos misericordia, dice en el libro de Mateo que El tomó nuestras enfermedades y El se llevó nuestros dolores:

“Para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias” (Mateo 8: 17).

En Jesús tenemos misericordia, Jesús une nuestra miseria con el bondadoso corazón
de nuestro Creador y la tenemos a disposición el día de hoy.
En Jesús tenemos misericordia, Jesús une nuestra miseria con el bondadoso corazón
de nuestro Creador
y la tenemos a disposición
el día de hoy.


El tiene el Poder Su evangelio es Poder ¿Cuál es nuestra condición? porque de repente no nos estamos sintiendo como Bartimeo. La Biblia nos dice que nuestra condición no es buena, bien dice la Biblia que nuestra propia justicia es como trapos de inmundicia , ¿alguno de ustedes tiene otra condición mejor? Cuando nuestro Señor actúa con misericordia ¿Cuál debe ser nuestra respuesta? es disfrutar de esa misericordia “Y Jesús le dijo: vete tu fe te ha salvado y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino” (Marcos 10:52).
Qué estaba haciendo Bartimeo? El estaba siguiendo a Jesús en el camino pero más adelante veremos cuál fue la respuesta de Bartimeo, por favor hermanos, leamos Marcos 11: 7-10:

“Y trajeron el pollino a Jesús y echaron sobre él sus mantos, y se sentó sobre él también muchos tendían sus mantos por el camino, y otros cortaban ramas de los árboles y las tendían por el camino y los que iban delante “Daban voces diciendo: ¡hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Bendito el reino de nuestro padre David que viene! ! Hosanna en las alturas!

Ellos que estaban haciendo? ellos estaban disfrutando, estaban glorificando a Dios por la misericordia de Dios, es que cuando Dios muestra su misericordia para nosotros es cuando nosotros debemos dar gracias a Dios, es el momento de glorificar a Dios no solo cuando estamos con problemas, porque esto tiene un mayor peso moral,

Bartimeo glorificaba a Dios porque el velo le había sido quitado, ahora tenía una visión y una misión, la oscuridad de la noche también había sido quitada, el estigma había sido borrado, su origen había cambiado, ya no era de Jericó, era un hombre renovado, era un hombre bendecido, nunca mas habría estigma sobre él, ya no era Bartimeo, ahora era el hijo de Dios, ahora era un Cristiano, ahora es llamado hermano, ahora es llamado discípulo de Jesús, ya no era más el hijo del robo, el hijo del hurto,


no se a quién le estoy hablando, pero había motivos para dar glorias, para dar hosannas a Dios, había motivos para dar gracias a Dios ¿hay motivos en tu vida para dar gracias a Dios? yo te pregunto ¿Cuántas misericordias, cuantos favores te ha hecho Dios? El salmista dice que hay una multitud de misericordias que nos han sido dadas, para glorificar a Dios. Tu estigma ha sido quitado, tu origen fue cambiado, ahora tu eres hijo de Dios, eres un Cristiano bendecido, el velo te ha sido quitado, ahora predica, anuncias un evangelio que está basado en la excelencia, en el poder de Dios, tienes que creer y tomar esa verdad; nunca vas a ser algo en tu vida si no tomas esa verdad del porque el evangelio es las buenas nuevas, mas buenas que te hacen salvo, el evangelio no es más que el Verbo hecho carne, el evangelio no es más que ese “Hágase” que creó el universo y ese es el evangelio que nosotros predicamos : que Jesucristo murió, fue sepultado y resucitó.

… Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!

Lo que podemos ver en este pasaje de Bartimeo en Marcos 10, voy a decírselos de otra manera, Jesús nos ha dado las manos ¿para recibir o para dar? Jesús nos ha dado las manos para dar y no para recibir. Jesús dio sus manos para dar, Jesús nos ha dado la boca, ¿Para comer las sobras? o ¿para comer de las abundancias de Dios? Jesús nos ha dado los pies no para poner tropiezos, sino para llevar esas buenas nuevas, así como Jesús transformó a Bartimeo, El nos ha transformado de pordioseros a trabajadores , Bartimeo ahora le seguía porque había sido transformado de pordiosero a trabajador, de infeliz a tener una gran felicidad, de tener el corazón insatisfecho a tener un corazón rebosante de gratitud; eso es lo que yo puedo entender en este pasaje de Bartimeo, nunca más nosotros debemos creer que tenemos un estigma en nuestra vida, nunca más nosotros debemos creer que somos los hijos de nadie, nunca más nosotros debemos de creer que no podemos dar gloria a Dios en cualquier circunstancia a tiempo y fuera de tiempo. Si es que hay una venda en tus ojos, puedes clamar misericordia a Dios, que el corazón de Dios alcance tu miseria, puedes tomar las promesas de Dios para ti y hacerlas tuyas, en la medida en que tú clames a Dios.
nunca más nosotros debemos creer que tenemos un estigma en nuestra vida, nunca más nosotros debemos creer que somos los hijos de nadie, nunca más nosotros debemos de creer que no podemos dar gloria a Dios en cualquier circunstancia a tiempo y fuera de tiempo. Si es que hay una venda en tus ojos, puedes clamar misericordia a Dios, que el corazón de Dios alcance tu miseria, puedes tomar las promesas de Dios para ti y hacerlas tuyas, en la medida en que tú clames a Dios.


Que el Señor los bendiga mis hermanos

1 comentarios:

A las 28 de abril de 2008, 7:47 , Blogger Oscar ha dicho...

Señor haz que recupere la vista para que pueda ver tus maravillas y darte gloria. amen

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal